La Universalización de la Alfabetización Básica: ¿Cómo lograr que todos los niños lean?

separator

Por MICHAEL CRAWFORDMARIA BARRONMARCELA GUTIERREZ BERNALELAINE DING

Las tendencias mundiales, entre ellas las tecnologías emergentes, el cambio climático y el rápido crecimiento demográfico, redefinen continuamente las aptitudes que los estudiantes necesitan desarrollar hoy para convertirse en trabajadores productivos y ciudadanos comprometidos del mañana. 

Sin embargo, algunas cosas no cambian: para estar preparados para el futuro, todos los niños necesitan adquirir habilidades fundamentales, que son la puerta de entrada a otras habilidades y materias.  La más fundamental de estas habilidades es lalectura.  

Antes de que uno pueda leer para aprender, debe aprender a leer. La lectura con comprensión es posiblemente la habilidad más importante que un niño necesita aprender en sus primeros años de escuela. Sin un dominio básico de la lectura, lo más probable es que los niños no lleguen a desarrollar habilidades matemáticas.  Asimismo, los niveles más altos de autorregulación conductual están asociados con niveles más altos de lenguaje y alfabetización.  Los niños que no pueden leer al final de la escuela primaria tienen pocas probabilidades de «ponerse al día» con el tiempo y corren un mayor riesgo de abandonar la escuela por completo

A pesar de que el número de estudiantes que asisten a la escuela primaria es mayor que nunca, un número sorprendentemente alto de ellos no saben leer cuando se gradúan. El 53% de los niños  en países de ingresos bajos y medios son incapaces de leer y comprender un texto sencillo a la edad de diez años, lo que se conoce como  «pobreza de aprendizajes». La tasa es mucho más alta en el África Subsahariana, donde la pobreza de aprendizaje alcanza 87%. A pesar de las múltiples intervenciones para mejorar la calidad de la educación en todos los países, al ritmo actual de mejora, el 43% de los niños seguirán siendo «pobres en materia de aprendizajes» en el 2030.    

La pandemia de COVID-19 ha exacerbado la crisis de aprendizajes, especialmente para los pobres. A pesar de que los gobiernos están invirtiendo  mucho en la educación a distancia durante la pandemia, el aprendizaje de los estudiantes probablemente disminuirá como resultado del cierre de escuelas. Las estimaciones procedentes de Chile pintan un panorama sombrío: si las clases presenciales no se reanudan en lo que queda de año escolar, los estudiantes del país podrían perder, en promedio, el 88% de su aprendizaje previsto para el año. El impacto es mayor para los estudiantes de las familias del quintil de menores ingresos, que perderán el 95% del aprendizaje que se esperaba que adquirieran este año. En todo el mundo, más de 7 millones de estudiantes corren el riesgo de abandonar la escuela debido a la disminución de los ingresos familiares . Ahora, más que nunca, todos los niños necesitan adquirir habilidades fundamentales como la lectura. 

¿Cómo universalizar la capacidad lectura fundamental? Mientras que los países de altos ingresos como Finlandia, Hong Kong, Japón, Polonia, Rusia y Suecia tienen tasas de pobreza de aprendizajes inferiores al 2%, los países de ingresos medios y bajos como Vietnam también han pasado de estar lejos de lograr la universalización de la enseñanza primaria hace una generación, a eliminar virtualmente la pobreza de aprendizajes hoy en día (la tasa de pobreza de aprendizajes de Vietnam es del 1,1%). ¿Qué están haciendo bien estos países?

1.    Asegurar el compromiso político y técnico para quetodos los niños desarrollen sus capacidades de lectura 

Comienza con los gobiernos y las autoridades educativas construyendo políticas comprometidas con el objetivo de que todos los niños aprendan a leer y adoptando objetivos para que esto se convierta en una realidad para todos los niños al final de la escuela primaria. Las evaluaciones – en todos los niveles – deben alinearse con estos objetivos de lectura y monitorear el progreso hacia ellos. 

Un ejemplo interesante es el municipio de Sobral en el estado de Ceará, uno de los estados más pobres de Brasil. La reforma comenzó a finales de los 90 en Sobral cuando los líderes políticos se comprometieron con el objetivo de que todos los niños leyeran y escribieran al final del segundo grado. El compromiso y el liderazgo sostenidos, junto con el uso de evaluaciones, un currículo enfocado, el empoderamiento en la gestión escolar y la motivación de los profesores fueron los ingredientes más importantes de la reforma de Sobral. En 2017, Sobral ocupó el primer lugar entre todos los municipios en el índice que mide la calidad de la educación en Brasil tanto en la enseñanza primaria como en  secundaria baja.

2.    Garantizar una enseñanza de lecturan eficaz mediante el apoyo a los maestros

Los maestros necesitan  apoyo para obtener el conocimiento y las habilidades necesarias para enseñar a leer. En muchos entornos, esto puede comenzar con guías de enseñanza detalladas y altamente estructuradas para la instrucción de la lectura y la escritura (para proporcionar un apoyo adicional a los docentes que lo deseen). También significa proporcionar un desarrollo profesional específico y práctico, que se centre no sólo en lo que se debe enseñar, sino también en cómo enseñarlo. Además, se ha demostrado que el suministro continuo de información individualizada a los maestros también tiene efectos positivos en el aprendizaje de los estudiantes. En Sudáfrica, por ejemplo, los instructores de lectura especializados que supervisaban a los maestros y les prestaban un apoyo constante permitieron mejorar la capacidad de lectura de los estudiantes al doble de lo que se logra con las capacitaciones masivas únicas que se realizan fuera del aula.

3.    Proporcionar por lo menos un libro de calidad y apropiado para la edad de cada niño

Cuanto más leen los niños, mejor se les da la lectura. La disponibilidad de materiales de lectura de calidad y apropiados para la edad marca la diferencia en la construcción de las habilidades necesarias para leer con fluidez. Sin embargo, en muchos países, los estudiantes simplemente no tienen materiales para leer. Por ejemplo, en el 91% de las aulas observadas en Madagascar en 2016, ninguno de los alumnos tenía un libro de texto a mano. Los sistemas que eliminan la pobreza de aprendizaje aseguran que los estudiantes tengan acceso regular y frecuente a una gama de materiales de lectura atractivos.  Comienza con el texto principal del aula, un cuaderno y un lápiz o bolígrafo. Idealmente, esto significa aulas ricas en libros e impresiones, bibliotecas y hogares donde el mundo de los libros y la lectura invita al niño a explorar y crecer.

4.    Enseñar a los estudiantes a leer primero en el idioma que mejor hablan y entienden

Un obstáculo importante y poco apreciado para la alfabetización es el desajuste entre el idioma que los estudiantes hablan mejor y el idioma de instrucción en sus escuelas. Los estudiantes que reciben instrucción en el idioma del hogar tienen más probabilidades de asistir a la escuelapermanecer en ella y adquirir mayores niveles de aprendizaje. Esto es especialmente cierto en el caso de las niñas, y de las minorías cuyos idiomas no están representados en las estructuras formales

Además, los estudios realizados en contextos tan diversos como MalawiGuatemala y los Estados Unidos (incluido un meta-análisis que comprende 17 estudios) han demostrado que aprender a leer en la lengua materna puede contribuir a la adquisición de un segundo idioma (típicamente la lingua franca) en años posteriores. Por otra parte, para los estudiantes que carecen de las aptitudes lingüísticas orales en el idioma que se les enseña, aprender a leer se hace mucho más difícil. Eliminar estos desajustes lingüísticos a nivel de sistemas es fundamental para que todos los estudiantes aprendan a leer, y eventualmente, puedan leer para aprender. 

5.    Fomentar las habilidades lingüísticas de los niños y promover el amor por los libros y la lectura

El desarrollo de las habilidades del lenguaje oral conduce a una mejor capacidad de lectura y a actitudes positivas hacia los libros y la lectura.  Según el profesor de psicología Dan Willingham, autor del libro Raising Kids Who Read, hay muchas estrategias que los padres y los profesores pueden seguir para aumentar el entusiasmo y la motivación de los niños hacia la lectura. Cabe recalcar que los niños desarrollan las habilidades de lectura mientras leen por placer tanto como cuando leen textos académicos. Además, las familias pueden vincular la lectura con actividades positivas, como visitar una biblioteca en familia o tener «tiempo de lectura» en casa.

Estas cinco intervenciones han demostrado acelerar el progreso hacia la lectura y el aumento en  la calidad general de la educación en períodos de tiempo relativamente cortos. Constituyen el nuevo «Paquete de Políticas para Promover el Desarrollo de Lectura con Comprensión» (LPP, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial. También se necesitan reformas más amplias para mantener el progreso y ampliar las mejoras realizadas en la lectura a otras áreas de aprendizajes. Pero creemos que se puede hacer, y lo que es más importante, que se debe hacer. En 2019, con el fin de impulsar la acción y alinear a todos los actores en torno a la lucha contra la pobreza de aprendizajes, el Banco Mundial lanzó una nueva meta educativa: reducir la tasa mundial de pobreza de aprendizajes al menos a la mitad para. 

La ciencia de la lectura traza un camino claro para que todos los estudiantes tengan la mejor oportunidad de convertirse en lectores capaces ycomprometidos durante su vida .  ElLPP encapsula esta evidencia y permite a los países «mover la aguja» en la dirección de la alfabetización básica universal. Poner fin a la pobreza de aprendizajes y lograr que todos los niños lean no es una tarea fácil de lograr, especialmente ante una pandemia mundial que pone en peligro aún más los resultados del aprendizaje. 

Ahora más que nunca, los esfuerzos dirigidos a eliminar el analfabetismo son fundamentales para los millones de niños y sus familias en todo el mundo que merecen y aspiran a tener mayores oportunidades de educación en su vida.

Fuente: https://blogs.worldbank.org/es/education/la-universalizacion-de-la-alfabetizacion-basica-como-lograr-que-todos-los-ninos-lean